Formulario de reserva

    Datos personales



    Datos de la reserva

    Auto preferido

    Datos de retiro

    Fecha

    Hora

    :

    Lugar

    Datos de devolución

    Fecha

    Hora

    :

    Lugar


    Opcionales

    Sin cargo

    Silla para niño/bebéConductor adicional

    Con cargo

    Código de verificación

    Copia los 4 caracteres en la caja de la derecha.

    captcha


    Ansiedad y conducción

    Al manejar se deben dejar las preocupaciones de lado y la ansiedad es un sentimiento de preocupación, miedo y desasosiego que está presente en muchos accidentes de tránsito. Es por ello que es importante no manejar cuando se está en ese estado.
    La inestabilidad emocional se genera por preocupaciones laborales o económicas o por crisis de pareja o emocionales. Esa inestabilidad aumente de manera considerable el riesgo de tener un accidente de tránsito. Es que cuando se está detrás del volante, son muchas las variantes que están en juego y una de ellas es el manejo de las emociones.
    Una persona ansiosa tendrá problemas al conducir porque  no podrá enfocarse completamente en el ejercicio mismo de la conducción,  una actividad que requiere el ciento por ciento de la atención de una persona.  Asimismo, tendrá problemas para tomar decisiones rápidas, controlar su ira y reaccionar frente a lo que sucede a su alrededor.
    Cómo  evitar la ansiedad al manejar
    No consumir alcohol, cigarrillos o drogas: estos alteran el estado de ánimo y pueden alterar los síntomas de la ansiedad.
    Centra la atención en el auto, no en los problemas y dificultades: esto puede  generar distracciones y provocar un accidente de tránsito.
    Evita  discusiones o eventos similares antes de conducir: esto genera ansiedad y estrés en el conductor.
    Si pasas por momentos de mucha angustia y ansiedad, evitar a toda costa conducir un vehículo.
    Relájate unos minutos antes de tomar el volante.  Así podrás calmarse y conducir correctamente.